979776691 info@epicure56.com

El hecho de no poder beber agua del grifo, lleva a buscar soluciones económicas que nos permitan tener agua de calidad. Y en esa búsqueda, seguro que habéis oído hablar mucho sobre los mitos y timos del agua filtrada. Hoy os contamos los mitos y verdades de este agua.

Mitos del agua filtrada

Para empezar, existe la falsa creencia de que el agua filtrada no es saludable para consumo humano al eliminar los minerales del agua del grifo. Sin embargo, los compuestos que se eliminan son los químicos añadidos. Es decir, arsénico, aluminio y otras toxinas para la desinfección. No son peligrosas en su presencia, ya que se utilizan con el objetivo de higienizar el agua, pero sí puede haber personas vulnerables a ellas. Sobre todo en colectivos con mayor predisposición a las infecciones.

mitos y verdades del agua filtrada

Por otra parte, tampoco es cierto que el agua filtrada suponga un alto derroche. En un agua de calidad media, con necesidad de mayor tratamiento, el desecho de agua será mucho menor.

¿El agua filtrada es peor que el agua embotellada?

Existe un mito sobre el agua que dice que tanto el agua del grifo como el agua filtrada son peores que la embotellada. Pero no es así. El agua del grifo es segura para el consumo humano. Y mediante la filtración, lo único que hacemos es eliminar imperfecciones.

Propiedades del agua filtrada

Además, en muchas ocasiones consumimos agua embotellada huyendo del mal sabor del agua de grifo. Sin embargo, resulta que este problema se solventa precisamente gracias a la filtración. Convirtiendo el agua que bebemos en una opción, no solo saludable, si no también más económica para nuestro bolsillo. No vamos a asegurar que bebiendo agua de osmosis vas a tener mejor salud. Sólo con el hecho de beber agua, no vamos a curar enfermedades. Pero si es cierto que mantener el cuerpo hidratado resulta vital. Por tanto, si el agua de osmosis nos facilita su consumo, siempre será bueno.

Los inconvenientes de beber agua de osmosis

Otra de las cosas que seguramente escucharéis, es que el agua de osmosis es mala. Y nada más lejos de la realidad. De hecho una de las ventajas del agua de osmosis es poder consumirla en lugar en los que el agua tiene mal sabor. De hecho, seguramente más de uno tengáis en casa jarras de agua filtrada, en las que debemos cambiar el filtro cada ciertos usos.

Los inconvenientes del agua de osmosis

Si bien son prácticas en casa, en un lugar donde haya varias personas no son rentables. Por eso, la alternativa sería la instalación de un dispensador de agua filtrada ¿Habéis escuchado algún mito más relacionado con el agua filtrada que no os hayamos contado?